Puertas Correderas Elevadoras

La ventana definitiva Por muy grande que sean sus ventanas, el movimiento de las hojas con correderas elevadoras resulta muy suave y cómodo. Y con toda la eficacia aisladora de las Hermet-10

Las puertas correderas - elevadoras permiten construir acristalamientos de grandes superficies (mediante hojas de hasta 3 metros) sin perder funcionalidad.

Este sistema posibilita la consecución de grandes espacios de arquitectura muy luminosa, con tipologías de dos, tres y hasta cuatro hojas, la nueva Corredera Elevadora invita a la imaginación, con diferentes posibilidades de combinación de hojas correderas y fijas, y destaca especialmente, por sus excelentes valores de aislamiento térmico y acústico.

Los herrajes de la corredera-elevadora proporcionan un recorrido muy suave y silencioso característico de este sistema, en el que la sencillez de uso y la comodidad son claves. Incorporando la novedad de apertura corredera que incluye la posibilidad de apertura oscilobatiente.

Mediante el accionamiento de la manilla de la ventana, ésta queda suspendida de un carril superior dotado de cojinetes de gran calidad, sobre los cuales se desplaza la gran hoja acristalada con mínimo esfuerzo. En el momento del cierre, al regresar a su posición normal, la ventana se cierra herméticamente